Centro William J. Perry cumple 25 años y restablece las graduaciones presenciales
CTTN 2022 Group Photo
02 Jun 2022
Compartir
Compartir
Compartir

El Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa William J. Perry cumple 25 años, y nada mejor para celebrar sus bodas de plata que restablecer algo muy apreciado por todos: las ceremonias de graduación presenciales.

Tras dos años de programación virtual debido a las restricciones de COVID-19, el Centro Perry realizó el primer curso presencial y la primera ceremonia de graduación el 13 de mayo de 2022, para los alumnos del curso Implicaciones Estratégicas de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho. El 27 de mayo, la segunda ceremonia de graduación presencial celebró los logros de los estudiantes del curso Combatiendo Redes de Amenazas Transnacionales 2022 (CTTN), en el Auditorio del Salón Abraham Lincoln, la sede del Centro Perry dentro de la Universidad Nacional de Defensa (NDU), con la que mantiene una relación académica en Fort Lesley J. McNair, en Washington, DC.

“Sé que las ceremonias de graduación en persona son muy importantes para los estudiantes, especialmente si [los graduados] vienen del extranjero”, dijo Jeffrey J. Murphy, director interino del Centro Perry. “Con esta ceremonia pasan de ser estudiantes a ex alumnos. Y de aquí en adelante es esa red de apoyo la que será tan importante en el futuro. Espero toda la ayuda que aportarán en el futuro, y que vuelvan a recurrir al Centro Perry como socio de confianza, para ayudarles cuando vuelvan a sus puestos de trabajo”.

Asistencia de toda la región

Cuarenta y cuatro estudiantes de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú y República Dominicana, iniciaron la fase online del CTTN 2022, el 25 de abril. “Este es mi segundo curso de combate de amenazas transnacionales. El Centro Perry es para mí un lugar de mucho conocimiento y mucha interacción, sobre todo con compañeros y compañeras de países del hemisferio, en donde podemos tener las visiones directas de quienes están interactuando con las problemáticas en estos lugares”, dijo a Diálogo Luis Guzmán, que trabaja en la Fiscalía del estado de Jalisco, México.

La fase presencial comenzó el 16 de mayo, y el momento no podría ser más apropiado. Según una nueva investigación de la empresa británica de análisis de riesgos Verisk Maplecroft, el papel de la región en el tráfico transnacional de estupefacientes y la continua fortaleza de las sofisticadas organizaciones y bandas de narcotraficantes, son los factores clave que sustentan el perfil de riesgo de Latinoamérica, informó el diario británico The Guardian. Por ello, el curso CTTN del Centro Perry se centró en el análisis del fenómeno de la delincuencia organizada transnacional y de las actividades ilícitas que realizan las organizaciones criminales transnacionales. El curso también evaluó las amenazas a la defensa y a la seguridad que plantean estas y otras redes ilícitas, evaluó las actuales estrategias y políticas nacionales, regionales e internacionales para combatirlas, así como las formas para mejorar la gobernanza efectiva, conceptualizando nuevos enfoques para combatir el crimen organizado internacional en Latinoamérica.

“Realmente necesitamos hacer equipo porque ninguna nación puede hacer esto sola. Es fundamental que, a través de los aliados y socios, combatamos juntos estas amenazas, que son insidiosas y están muy extendidas. Esto requiere un enfoque multinacional. Reunir a compañeros de diferentes países para que puedan trabajar juntos en la construcción de soluciones para el futuro. Ese es el beneficio de este y otros cursos aquí en el Centro William J. Perry”, dijo el Teniente General de las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. Michael T. Plehn, presidente de la NDU, durante su discurso en la ceremonia de graduación del 27 de mayo.

Curso renovado

La profesora Celina Realuyo, directora del curso CTTN, explicó que el curso tuvo que ser renovado este año debido a todo lo que ha ocurrido durante la pandemia. “Desafortunadamente las redes de amenazas transnacionales como la delincuencia organizada transnacional, la trata de seres humanos, el tráfico de drogas y el ciberespacio, aumentaron durante la COVID. Mientras los gobiernos han estado tan centrados en tratar de responder a la crisis humanitaria, sanitaria y económica, en realidad hemos dejado un enorme vacío para que operen los delincuentes transnacionales. Por eso es importante reunir a los expertos de la región, para crear su propia red de buenos contra la red de malos”.

Hablando de la importancia del curso, el estudiante brasileño Augusto Carlos Rocha de Lima, fiscal de la Unidad de Crimen Organizado, y coordinador del Laboratorio contra el Lavado de Dinero en el estado de Río Grande do Norte, dijo: “Nos ocupamos diariamente de la lucha contra el Primer Comando Capital, el Comando Rojo y otras facciones criminales locales. Estos temas están muy presentes en el curso del CTTN. De hecho, esto es lo que me llevó a venir aquí”.

Según el Teniente General de las Fuerzas Aéreas de los EEUU Andrew A. Croft, subcomandante militar del Comando Sur de los EEUU, uno de los principales oradores en la ceremonia de graduación del 27 de mayo, la lucha contra las amenazas transnacionales es una de las líneas de esfuerzo del Comando Sur que el Centro Perry apoya, siendo la otra la creación de asociaciones. “Nuestra formación militar profesional, ya sea aquí en el Centro Perry o en alguna otra escuela, es uno de nuestros métodos más importantes para establecer relaciones con nuestros países asociados a lo largo del tiempo, porque aprenden nuestra cultura y nuestros valores, que son muy similares, pero entienden lo que son los Estados Unidos, y también aprenden sobre el país. Y eso nos une a través de las generaciones y de los diferentes cambios en la política. Trasciende todo eso, lo que es realmente maravilloso”, dijo el Tte. Gral. Croft.

Reimpreso con permiso de la Revista Diálogo/Marcos Ommati